Pide tu presupuesto en el 944 952 554

Looking for something?

Buscar

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

banner suscripción blog obras Insignia

Facebook

Combatiendo la Oxidación en Construcciones Urbanas

oxidacion en pilares estructura edificio

La arquitectura urbana a menudo enfrenta desafíos inesperados.

En el artículo de hoy, veremos una intervención que hemos realizado en un edificio residencial en el que la acción de los orines llegó a comprometer la seguridad estructural del edificio.

Indice

Intervenimos en un edificio residencial en la que la acción de los orines llegó a comprometer la seguridad de la estructura.

Todo comenzó al observar oxidación en la base de los pilares de un edificio con apenas 25 años de antigüedad, ubicado cerca de una ría. El grado de deterioro, sorprendentemente avanzado para su edad, revela una problemática oculta en muchas estructuras urbanas.

pilares de acero con oxidación por orin de perro

Causas del Desgaste Prematuro

La transformación química del orín en amoníaco y ácido carbónico corroía el acero y los esmaltes de protección.

El desgaste acelerado de estos pilares se atribuye principalmente a la agresión química causada por el orín de los perros. La urea y el ácido úrico presentes en la orina se transforman en amoníaco y ácido carbónico, sustancias que corroen los aceros y esmaltes de protección. Este proceso no solo daña la estética de la estructura, sino que también puede provocar graves problemas estructurales.

descubriendo la zona de los pilares para ver los daños causador por la oxidación

Materiales Originales y Métodos de Construcción Utilizados

En su construcción original, los 9 dobles pilares estaban hechos de acero A-42b, un material específico de la normativa española NBE AE 95 con un límite elástico de 2600kg/cm2. Como curiosidad, el acero A-42b solo se utilizaba en España, ya que en el resto de Europa empleaban el St44 de 2600kg/cm2, predecesor del actual y muy conocido S275.

El Proceso de Restauración

El proceso de restauración comenzó con la retirada de la baldosa caliza y la baldosa de Bilbao en las inmediaciones de los pilares, así como del mortero de agarre y la solera de hormigón, dejando el pilar completamente expuesto hasta la placa de anclaje.

Tras realizar el lijado de las zonas oxidadas colocamos unos corsés de acero y cerramos con soldadura tope mediante electrodo.

Tras lijar las zonas oxidadas, se colocaron corsés de acero S275JR del mismo espesor que los tubos cuadrados originales alrededor de los pilares. Este método de “empresillado” se complementó con una soldadura tope mediante electrodo.

 

corses de acero para reforzar la estructura dañada por la oxidación

Protección y Mantenimiento Futuro

Como medida de protección, los pilares se esmaltaron con dos manos de pintura antioxidante de poliuretano en color blanco. De cara al mantenimiento futuro, será necesario repintar frecuentemente los pilares para combatir el desgaste debido a la humedad y la exposición continua a los perros.

 

Conclusión: La importancia del mantenimiento preventivo

La restauración de estos pilares demuestra la necesidad de un mantenimiento preventivo continuo en los entornos urbanos, ya que un repintado frecuente de los pilares podría haber llegado a evitar las pérdidas de sección en los mismos.

Un repintado frecuente de los pilares podría haber evitado las pérdidas de sección en los mismos.

En la arquitectura urbana, la lucha contra los elementos y el desgaste es constante, por lo que tenemos que estar atentos y revisar frecuentemente el estado de nuestros edificios.

pintura antioxidante de poliuretano en color blanco para proteger pilares estructura oxidada

Suscríbete a nuestra newsletter mensual para ver más casos prácticos y toda la información sobre construcción y rehabilitación de edificios que compartimos en en este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Llamar