Looking for something?

subscribirse blog Obras Insignia

Facebook

Secciones del blog

Entra en nuestra web

Web-Obras-Insignia

Fachadas medianeras – al detalle

medianeras-tutorial

Las fachadas medianeras son las fachadas exteriores de una edificación, que lindan con otra propiedad. Normalmente estas fachadas no tienen aperturas, por lo que son ciegas. Y como son ciegas, y además dan a la casa del vecino, a menudo se nos olvida que existen, lo que las suele llevar a un estado de abandono. Tipos, problemas y posibles soluciones al detalle.

Tipos de fachadas medianeras y posibles soluciones para su conservación

Clasificación de fachadas medianeras en tres tipos:

  1. Fachada medianera completa: en origen, una fachada medianera se deja en una edificación como una posible continuidad de otras edificaciones. Si no está prevista la continuación de las construcciones a fecha de edificación del inmueble, se le da un tratamiento de acabado definitivo. Por ser una zona poco expuesta a la vista, este acabado suele ser sencillo, a menudo un simple acabado de raseo y pintado.fachada medianera completa origen
  2. Pero no sólo tenemos fachadas medianeras completas, de arriba a abajo, también nos encontramos con frecuencia medianeras expuestas a la intemperie sólo en las últimas plantas, debido a que un edificio es más alto que otro.fachadas medianeras de distintas alturas
  3. Y por último, están las fachadas medianeras que quedan al descubierto cuando desaparece el edificio contiguo, que lo demuelen por alguna causa, dejando al vecino en la zona lindante expuesto a la intemperie.

fachadas medianeras despues de la demolición de una finca continua

Problemas que solemos encontrar:


Los problemas que nos solemos encontrar en estas zonas son más simples que los de las fachadas principales, debido a la sencillez de sus acabados y la ausencia de huecos y ornamentos. Algunos de los problemas que podemos encontrar son: 

Desprendimientos. Debido a la poca exposición visual que tienen estas zonas, y a su inexistente mantenimiento, solemos encontrarnos con que su revestimiento se cae a trozos, sobre la propiedad del vecino.

Grietas y fisuras. De modo previo a los desprendimientos, suele estar la aparición de grietas, fisuras y abombamientos, que van anunciando lo que viene después.

Humedades. El deterioro progresivo del revestimiento, junto con la aparición de grietas o fisuras, le da un camino al agua de lluvia para que vaya empapando la hoja de cierre, y termine entrando en la vivienda.

Los encuentros  con la edificación vecina. Hay que recordar que la edificación más baja linda con la más alta en la zona de cubierta, normalmente en ese encuentro hay una zona de recogida de aguas llamada limahoya, que conduce las aguas de lluvia hacia el pesebre o canalón. Cualquier defecto en este canal, puede originar una entrada de agua importante en ambas edificaciones contiguas, con la diferencia de que al edificio bajo el agua le vendrá del tejado, y al edificio más alto le aparecerá en una pared.

Restos del edificio contiguo. Cuando nuestro edificio vecino desaparece, a veces nos deja un pequeño recuerdo. Unos restos de tejas empotradas, un resalte de restos pegado a la pared que se queda, puede ser suficiente para que tengamos un reguero de agua en el suelo de la cocina, por ejemplo.

Soluciones para las medianeras.


Las opciones para solucionar o evitar estos problemas, pasan por realizar un mantenimiento preventivo de las fachadas medianeras:

En caso de que tengan un acabado pintado, hay que pintarlas cada cinco años, o cada diez si le damos un tratamiento protector a la pintura.

Si el acabado es en ladrillo cara vista, habrá que rejuntear las llagas de las piezas, limpiar el ladrillo y darle un tratamiento hidrófugo si es necesario, lo que va a depender del estado de conservación de la cerámica.

Si el acabado es cerámico (baldosas, plaquetas etc.), habrá igualmente que rejuntear las piezas si es necesario, y tantear las zonas huecas para soltarlas y proceder a su reposición.

En cualquier caso, es recomendable estudiar la posibilidad de colocar un sistema de aislamiento térmico por el exterior (SATE), con lo que además de proteger esta zona, ganamos aislamiento en los interiores. Se traducirá en un ahorro en calefacción y refrigeración, y un aumento en el confort de la vivienda.

Una vez reparada, y en los casos que una fachada medianera cobra protagonismo y visibilidad al desaparecer el edificio anexo, podemos embellecerla pintando un mural, con lo que revalorizamos el edificio dándole un acabado de calidad.

ejemplo de fachada medianera tipo mural

O también podemos hacer una fachada verde, como ésta que os enseñamos, situada en el Paseo del Prado de Madrid. ¡Todo es plantearlo!

ejemplo de fachadas medianeras

Si te ha gustado este artículo, te animo a compartirlo. Y, si prefieres recibir los próximos artículos por correo electrónico, pincha en la siguiente imagen para suscribirte por email:

suscribir-blog-obras-insignia

¡Gracias por la visita!

2 Comments

  1. Un buen artículo que brevemente nos abre los ojos a un problema que sucede normalmente por abandono al no tratarse de la fachada principal.
    Hoy en día hay verdaderos profesionales que decoran estas medianeras con auténticas obras de arte.
    Ejemplos de Vitoria
    http://devitoria.es/es/fotos-murales-fachadas.html
    Con estos acabados seguro que no nos pasarían desapercibida.
    Este acabado y un buen trabajo de aislamiento como el de estos chicos de Insignia con cantidad de soluciones el edificio será la envidia del vecindario.
    Os propongo como próximo tema que nos habléis sobre morteros aislantes monocapa, un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduce el resultado de la operación: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.