Looking for something?

subscribirse blog Obras Insignia

Facebook

Secciones del blog

Entra en nuestra web

Web-Obras-Insignia

Tipos de proyectos de reformas y cuando se necesita cada uno.

proyectos de reformas que es

Como técnicos, sabemos que los clientes no suelen ser expertos en reformas, que se encuentran ante una situación para ellos nueva, y que en ocasiones (muchas) lo que nos piden no se corresponde con los resultados que quieren obtener.

No obstante, considero que es nuestra labor, de todos los agentes que intervenimos en una obra, la de informar del modo más sencillo posible de las opciones que tienen cuando encargan el proyecto de reforma que necesitan, y que voy a explicar a continuación:

Tipos de proyectos de reformas: Anteproyecto, proyecto básico y proyecto de ejecución.

1-Anteproyecto: Es un estudio previo a un proyecto, y sirve para poner en un mismo documento las características reales del inmueble, contrastándolas con la normativa local y estatal que le afecta a la obra deseada, y como conclusión obtendremos la viabilidad o no de la obra que queremos ejecutar. Este documento previo está en desuso, manteniendo su vigencia principalmente en los casos de instalación de ascensores en edificios que carecen de él, o en cambio de uso de locales o inmuebles. Vamos, que nos va a decir si la obra que deseamos se puede hacer o no.

2-Proyecto básico: Es un proyecto que contiene todos los documentos necesarios para numerar los trabajos que hacen falta para conseguir el resultado que esperamos, y nos puede servir en algunos casos para solicitar la licencia de obras, y contrastar con los responsables técnicos municipales el correcto planteamiento y encaje con la normativa municipal de la solución prevista, ya que las interpretaciones de las normativas varían en función del técnico que las interprete (Triste realidad). Vamos, que para no tener problemas posteriores es un paso recomendable.

3-Proyecto de ejecución: Es la continuación del proyecto básico, ampliando este en la definición de las instalaciones, estructuras y detalles de ejecución de obra, y es necesario que este realizado antes del inicio de las obras, presentándolo otra vez en el ayuntamiento junto con la licencia de obras, para que los técnicos municipales verifiquen que se ajusta a la licencia concedida con el proyecto básico. Para realizar este proyecto de ejecución, en el caso de las reformas, es conveniente realizar varias catas en diferentes zonas de la intervención, comprobando así que la realidad del inmueble es la que hemos supuesto en el proyecto, con lo que vamos a minimizar las desviaciones finales de obra. En la propuesta de honorarios suele venir especificado si están incluidas o no la realización de las posibles catas, y si este punto no viene, es conveniente solicitarlo.

La diferencia entre estos tres pasos de un proyecto, está definida en el Real Decreto 2512/1977, de 17 de junio, por el que se Aprueban las Tarifas de Honorarios de los Arquitectos en Trabajos de su Profesión. Estas tarifas dejaron de ser de obligado cumplimiento en 1996, entrando en este año los precios de los proyectos de los arquitectos en el mercado de libre competencia, como el resto de profesionales estatales.

La Ley de Ordenación de la Edificación (L.O.E) llego en 1999 para “aclarar” las competencias profesionales entre Arquitectos Superiores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros Superiores y Técnicos, relativas a sus acciones en el campo de la edificación. Desde entonces, arquitectos e ingenieros, superiores y técnicos, tienen competencias definidas para realizar proyectos de reforma de edificaciones, que son diferentes en función del grado de intervención de la obra a realizar, y en función del ayuntamiento en el que se vaya a realizar la reforma.

Por aclarar, y poniendo ejemplos: Este mismo mes, he realizado la misma consulta en dos ayuntamientos separados por 15km. La consulta es esta: En una comunidad de propietarios, para obtener la licencia de obra de una renovación total de una cubierta, ¿Es necesario presentar un proyecto? ¿Y es necesario adecuar la nueva cubierta a los requisitos del Código Técnico de la Edificación? En el primer ayuntamiento, exigen proyecto y que la nueva cubierta cumpla el CTE. En el segundo ayuntamiento, no es necesario proyecto ni hay que cumplir el CTE. Como conclusión obtengo, que si ni siquiera los responsables técnicos municipales tienen un criterio común, a la hora de exigir o no el proyecto previo a la ejecución de una renovación integral de cubierta, ¿Cómo podemos de manera razonable, explicar a nuestros clientes la necesidad de hacer un estudio previo, antes de meterse en una obra? Impera aclamar entonces al sentido común, que por desgracia, es el menos común de los sentidos.

Si te ha gustado este artículo, te animo a compartirlo. Y, si prefieres recibir los próximos artículos por correo electrónico, pincha en la siguiente imagen para suscribirte por email:

suscribir-blog-obras-insignia

¡Gracias por la visita!

One Comment

  1. Parece que la diferencia de criterios a la hora de conceder la licencia es un tema politico relacionado con la competencia de municipios.
    Sería fácil establecer un estandard para todos igual.
    El problema surge con la despoblación del medio rural, donde las normativas de permisibilidad constructiva debe suabizarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduce el resultado de la operación: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.